Nunca digas de este agua no beberé….

Nunca digas de este agua no beberé….

Desde que empecé a aprender joyería, tenía claro cuales eran las especialidades que quería aprender  y las que no… Y por motivos de esos de cabezonería y más cabezonería no quería aprender filigrana.

“No es mi estilo”…. ,”a mi me gustan las cosas muy sencillas”….., “siguen con los modelos de hace 40 años”…. y cosas así me decía cada vez que alguien me proponía apuntarme a algún curso de filigrana.

El caso es que desde hace algún tiempo, a través de pinterest e instagram sobretodo, empecé a ver modelos de filigrana que si me gustaban, o joyas con detalles de filigrana… No se, parecía que el tema empezaba a rondarme en la cabeza.

Y un día (y esto es cierto, no me lo estoy inventando), hace como un mes, iba por la calle, y vi algo en el suelo… Nunca me suelo parar o fijar demasiado pero me llamó la atención… Me agacho, y me encuentro este precioso pendiente, que la persona que lo perdió todavía debe estar lamentándose! (espero que no lea este blog 😉

IMG_8943

Y entonces ya fue cuando me dije ¿qué más señales esperas para aprender filigrana? Así que poco a poco fui convenciéndome de lo bueno de aprender cualquier tipo de técnica. Y sobretodo este tipo de técnicas que fuera de Perú son bastante difíciles de aprender….

Así que aquí estoy! Empezando poco a poco….

IMG_9426

De momento he hecho este anillo, un modelo clásico de los que tenía el profesor. Hay que ir aprendiendo y luego ya iré pensando en otros diseños…IMG_9439

Así que, varias lecciones por aprender. La primera sobre las limitaciones que a veces nos autoimponemos por razones más o menos válidas, por miedos y por prejuicios. Y la segunda, la más divertida, a hacer filigrana!

Advertisements