Reciclando

A mi siempre me han gustado más las joyas de plata que las de oro, era de las que decía, oro… bueno, pero oro blanco! Ahora que puedo hacer joyas a mi gusto y estoy conociendo de cerca el trabajo de los joyeros y diseñadores de joyas me ha dado cuenta de mi grave error…. No es que no me gustase el oro, lo que no me gustaba eran los clásicos diseños que veía en las joyas de oro.

También es verdad que las joyas de oro y con un diseño más moderno, original o diferente, eran un producto de lujo que no miraba ni de refilón.

Pero ahora que he podido trabajar con este precioso metal me he dado cuenta de que sí me gusta, y de que disfruto mucho trabajando con él. Que tal vez no compraría joyas así, pues es verdad. Pero sabiendo que el día que me aburra lo puedo volver a fundir… la cosa cambia bastante!

El caso es que tenía una pulsera de oro, una esclava, que hace muchísimos años que no usaba. Principalmente porque ya no me pasaba por la mano. Así que me puse manos a la obra!

Imagen

 

Esta que veis aquí es la pulsera en cuestión. Lo que pasa es que me olvidé de sacarle una foto antes de calentarla, y el color cambia bastante.

Desde aquí tenía claro lo que quería hacer. Cortarla para que fuese una cinta, pasarla por la laminadora para que estirarla y ponerme a soldar….

Imagen

Y ya está!! cuatro martillazos, un poco de lija (que no me apetece dejarlo brillante) y ya tengo anillo de oro!!

Encantada con el resultado, y encantada de poder utilizar esas joyas que duermen en el fondo de los joyeros….

Imagen

 

Que paséis buen fin de semana!! yo seguiré con mis encargos, que pronto haremos una nueva entrega

 

Advertisements