las ceras

Ya he terminado el curso de cera perdida. Tenía muchas ganas porque aunque he aprendido bastante, también me quita tiempo para ir al taller… que dar y dar vueltas, es lo que más me gusta.

Pero tenía ganas de aprender esta técnica. Permite hacer las joyas de otra manera y así conseguir volúmenes que de otra manera son difíciles de conseguir.

Ahora ya me toca a mi practicar y practicar hasta que consiga hacerlos mejor. Porque lo cierto es que aunque haya conseguido hacer cosas bonitas, están todavía muy lejos de estar bien hechas… Así que en adelante tendré que seguir probando, ya por mi cuenta!

Creo que os conté cómo hacíamos las formas en cera. Después se construye un arbolito con todas las piezas.

Imagen

Este arbolito se entierra en yeso, y una vez que el yeso está seco, se mete esta mezcla en un horno a alta temperatura. Ahí es donde la cera se evapora y “desaparece” (por eso se llama la técnica de la cera perdida, me costó entenderlo). Y así se crea un hueco con la forma exacta de las piezas que hicimos en cera.Imagen

Después de sacar este recipiente del horno, se vierte el metal fundido y voilá! adquiere la forma del hueco. Después sólo queda deshacer el yeso y sacar las piezas….Imagen

Aunque eso si, queda muuucho trabajo de limpiar, lijar, pulir… etc etc…. Eso os lo contaré otro día!

Feliz viernes!!

 

P.D.: el arbolito que veis en cera y el final no son el mismo!! eso ya sería transformación o algo así!! Son de dos clases diferentes, pero no tenía el antes y el después del mismo…

 

 

Advertisements

Broches!

Si algo me gusta de este trabajo que estoy haciendo, es que me hagan encargos mis amigos y me dejen “la puerta abierta” para que yo lo haga a mi estilo y mi manera. 

Es una ilusión enorme que luego se convierte en un nervio tremendo… Y le gustará? y esto será de su estilo? y si sólo me dice que le gusta por no hacerme un feo….? así me paso todo el tiempo hasta un día encuentro la inspiración, me pongo a trabajar y ahí ya… es cuando normalmente ya empiezo a disfrutar.  

El caso es que mis amigos siempre me hacen encargos especiales, de los que te ponen a pensar y a pensar antes de hacer nada. Así fue el día que mi querida Imma me dijo que quería unos broches para sus maravillosos chales pues yo…. no sabía por dónde empezar!

Hice estos modelos, todos diferentes entre si, y con distintas maneras de cerrar para que ver cual se ajusta mejor a los chales, cómo se sostienen y cómo quedan. Ahora solo queda que la experta en chales tipo “tela de araña” o “tela de hadas” como me gusta decirle a mi, nos de su opinión al respecto….

Imagen

Gracias Imma, por haberme puesto este reto por delante!!

Podéis ver los trabajos de Imma en su blog  http://iaia-imma.blogspot.com/

Y más fotos de los broches en el facebook y raverly

 

Feliz semana!!